Social Economy_2016

It seems that Social and Solidary Economy (SSE) has nothing to do with architecture, but it does. For this workshop I shared with great plesure my little knowledge about SSE with 120 participants, young entrepreneurs of a IMJUVE (Instituto Mexicano de la Juventud) program. It consisted in introducing the participants to the principles and values of the SSE, such as: solidarity, cooperation, shared-responsability and preserving the nature. I think that if architects could involve those principles into the everyday practice, probably they create better architectures.

 

Posted in Uncategorized | Leave a comment

Promenades_Dec. 2015-Feb. 2016

It’s true. When you are focused on fully enjoying your time, time pass by too fast. Almost three months are off, now it is time to look back and see what I exeprienced during these months. First of all, walking by the river Po in Turin, is always a nice promenade. The red carpet under those naked trees, create a unique atmospher. Toghether with the slow flowing of the water, just broken by the aquiatic birds, you forget you are in a big city. Mountains always are a spectacular frame for Turin, the Alps to the west and the Colline to the Est. In January I enjoied a really tasty polenta into the Ceresole Reale valley, Canavese, by the Gran Paradiso park, leterally the paradise. After ten years, I got back to the place where I was born, Pomigliano d’Arco. Every thing look big, too big. In February, problems with bank, push me to visit London. I spent threes days walking through this concrete monster city. London is charged of a magic that nobody can explain, maybe because of the Thames, the architecture, which makes you jumping between medieval church and the latest technology, shown by the Shard. And again mountains, this time Alpi Marittime. With a great friend and his car, Citroan 2CV, we drove to Ormea. We tried to climb the Pizzo d’Ormea, from 1350mslm to 2450mslm, but the mountain said no. Probably because of the wine drunk the day before, and no physique. Next time. Well, now I am looking farword to the new mexican adventures. See you soon.  

    
    
    
    
   

Posted in Uncategorized | Leave a comment

first time in Mérida, Yucatán_dec 2015

I had no idea on what I would have found in Mérida. It was a great surprise. I found out that Mérida is a real nice town. At a glance, it seems that the city has been frozen in 1960’s. Colonial architectures live in armony with those buildings which are the modern movement expresion. I also had a journey to Izamal, a small village next to Mérida. It takes almost a hour to get in this nice yellowish village. The most interesting thing is that you can climb on the three really awsome Maya’s pyramids and enjoying a unique panorama from up there. Gastronomy is absolutly amazing: cochinita pibil, queso relleno, negro relleno and zopa de lima…just few of them. Thanks to Mario, I had also the chance to visit Progreso, just to have a couple of beers next to the sea. Thanks Yucatán.IMG_20151130_163659 IMG_20151201_091721 IMG_20151201_091730 IMG_20151201_092932 IMG_20151201_100518 IMG_20151202_091953 IMG_20151202_093322 IMG_20151202_095609 IMG_20151204_114736 IMG_20151204_120624 IMG_20151204_121122 IMG_20151204_121329 IMG_20151204_123939 IMG_20151204_125113 IMG_20151204_125616 IMG_20151204_131443 IMG_20151205_113536 IMG_20151205_113754 IMG_20151205_113900 IMG_20151205_122106

Posted in Uncategorized | 2 Comments

Taller Ecosemana-Ecosemana workshop

Durante la semana del 5 al 12 de octubre se organizó y llevó a cabo un evento llamado la Ecosemana en el municipio de Santa María Chachoapam, distrito de Asunción Nochixtlán, Oaxaca. Se impartieron tres talleres: construcción de un baño seco, demostración de un bio filtro para tratamiento de aguas grises y una estufa solar. Los talleres son parte de un proyecto más amplio que pretende fortalecer el capital social de la comunidad por medio de la realización de un Centro Comunitario de Aprendizaje. Para tal propósito se quiere rescatar el edificio actual de las oficinas de la Casa del Comisariado de Bienes Comunales (CCBC) y para los nuevos espacios se pretenden utilizar técnicas constructivas y materiales locales. Para tal propósito el diseño del baño ecológico, parte del proyecto del centro, contempla materiales como tierra y carrizo por las paredes y palma para la techumbre. Ambas técnicas vieron como facilitadores personas de la misma comunidad.
Se agradece para haber garantido el éxito del evento a: Juan Gabriel Cruz Montesinos, Presidente del CCBC; Yuridiana Hernández, Regidora de Obra; Gloria I. Ponce Quezada, Ciidir; José Luis Caballero Montes, Ciidir; María Eufemia Flores, Ciidir; Laura Gómez, Ciidir; Margarito Guzmán Ortiz, Ciiidir; Pablo Jiménez Juárez, Ciidir; Horacio Mérida, Ciidir además de todas la maravillosas personas que nos estuvieron apoyando en los talleres.

During the days from 5th to 12th of October 2014, a week workshops event was organized and developped in the village of Santa María Chachoapam, Nochixtlán, Oaxaca. The workshops are: a Eco-wc, a Gray water treatment system and a solar stove. The event is part of a wider project which is intended as a strategy to improve the social capital by the construction of a Learning Community Center. It means to recycle an existing build, actually used by the local Land possession autority. All new spaces are going to be built using local construction materials and technics. The only hybrid component built for the eco-wc is represented by sacks that usually are localy used to be filled with seeds, now filled with earth stabilized clay.
Thanks to: Juan Gabriel Cruz Montesinos, presidente del CCBC, Yuridiana Hernández, regidora de obra, Gloria Irene Ponce Quezada, CIIDIR, José Luis Caballero Montes, CIIDIR, María Eufemia Flores, CIIDIR, Laura Gómez, CIIDIR, Margarito Guzmán Ortiz, CIIDIR, Pablo Jiménez Juárez, CIIDIR, Horacio Mérida, CIIDIR and to All participants.

IMG_0307-0.JPG

IMG_0346.JPG

IMG_0370.JPG

IMG_0398-0.JPG

Posted in Uncategorized | Tagged , , , , , , , , , , , , | 2 Comments

el articulo HUB de enero/January HUB article

LOS TALLERES/THE WORKSHOPS

Hoy en día se ha vuelto un imperativo pensar y construir edificios más integrados con el medio ambiente y destinados a personas con diferentes capacidades económicas. Esto se debe principalmente al creciente cambio que el muy heterogéneo mundo de la construcción está experimentando en estas últimas décadas. Es suficiente extender nuestra mirada hacia las periferias de todo el mundo para quedar estoicos frente a tantas construcciones “vacías”, usurpadoras de suelos —o más respetuosamente dicho, ocasiones perdidas en la generación de ejemplos del buen hacer arquitectura.

Se necesita un cambio. Óptimo lema para campañas políticas, anhelo de todas las poblaciones víctimas de sistemas tiranos. Transfiriendo este término a la esfera de la arquitectura, parece identificar nada más la llegada de la enésima moda o estilo, mas no un cambio de sensibilidad en los arquitectos, todos aquellos actores involucrados en los procesos edificatorios. Sensibilidad hacia aspectos económicos, sociales y claro ambientales, donde se relacionan las personas a su entorno construido y natural.

¿Dónde empezar a sensibilizar a esta nueva generación? ¿En las universidades? ¡Tal vez!, pero ¿cómo puede un sistema educativo que se ha demostrado débil en la formación de muchas generaciones de arquitectos de pronto ser forja de una nueva conciencia?, y ser más responsable con relación a los aspectos antes mencionados. Difícil tarea, que podría lograrse sólo si maestros y alumnos se despojen de banales presunciones y actúen bajo principios de humildad y respeto, sin miedos a los sueños.

Los talleres son ocasiones donde es posible experimentar una forma diferente de aprendizaje, no enfocada únicamente a los contenidos académicos, más humanos en primer lugar. En estas actividades se presentan como alternativas reales para entrar en aquellos engranes oxidados de los sistemas de educación superior aún anclados a modelos de enseñanza obsoletos, y en muchos casos, poco comprometidos con lo dan en realidad.

Los eventos en los cuales he participado, desde las dos perspectivas como facilitador y como participante, he podido vivir un gran sentimiento de comunidad, personas reunidas bajo una misma visión: compartir. Como escribiría Illich, los talleres se convierten en ocasiones de aprendizaje donde las personas reunidas se despojan de sus títulos, de sus premios, y cuanto más tengan para elevar sus egos, para vivir con humildad un espíritu de equidad. Donde el escuchado sabe escuchar. Donde el necio experimente la flexibilidad de pensamiento. Donde se participa principalmente con el corazón.

En conclusión, puedo afirmar que experiencias como las de los talleres enriquecen mente y alma, gracias a las relaciones humanas que se crean entre los participantes. Jóvenes maravillados de las tantas habilidades que no pensaban poseer descubren que la mente puede encontrar soluciones que en ningún libro están registradas. Jóvenes entusiastas que no dejan de soñar, y que se pueden quedar trabajando hasta altas horas de la noche, con la débil luz de un celular para poder ver este sueño terminado. Experiencias para jóvenes arquitectos amantes de las bellezas de su mundo y dispuestos a aprender con cuerpo y alma.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

el articulo HUB de diciembre/ December HUB article

¿Qué se entiende por comunidad? Una definición interesante es aquella que la describe como “…un grupo de personas ocupando una determinada área de sociedad, la cual participa de un sistema de intereses y actividades, es bastante amplio como para poder incluir casi todas sus relaciones sociales.” (Murray, citado por Diéguez 1998). Sin embargo, al poder vivir una experiencia de cualquier tipo en una de las tantas comunidades del estado de Oaxaca, es sorprendente percatarse que en ellas encontramos más que un grupo de personas. Comunidad para ellos involucra todos sus alrededores con los cuales entrelazan una relación cosmogónica, a la cual muy difícilmente se le pueden aplicar definiciones.

Sería preferible hablar de muchos mundos, cada uno con identidad propia. Una identidad que les confiere atributos únicos, mismos que se convierten en motivo de orgullo, que engloba todo lo que es biodiversidad. Esta última es objeto hoy en día de “luchas” en pro de su salvaguarda y, por tanto, de la nuestra.

La arquitectura, finalmente, es expresión concreta de estas identidades. Pensamos en aquellos edificios que dan color a los pueblos, que personifican su cosmovisión, que reflejan sus procesos históricos, y por lo mismo son pasado, presente y futuro de los pueblos. Hablamos de estas construcciones que cobijan a sus habitantes según sus formas de vivir, propias de cada región. Un regionalismo que se refleja en el uso de recursos locales, como en la organización espacial de los edificios según las idiosincrasias de los pueblos.

Casa en Santa María Chachoapam

Casa en Santa María Chachoapam

Acercarnos a una construcción vernácula cualquiera, es ser seducido de inmediato por los detalles de una extraordinaria belleza, intrínseca en su simplicidad constructiva. Es suficiente detenerse frente a una pared de adobe para reflexionar todo lo que representa. Desde la fabricación de una pieza. Los tiempos humanos para su producción. Los conocimientos empíricos que permitieron proporcionarla, antes como pieza y luego en la composición de una pared. Mismas reflexiones se harían en el caso de una ordinaria cerca de carrizo. Se empezaría con la cosecha de los elementos, hecha en una determinada época del año y en un determinado momento del día. Se enfatizaría el cuidado de su entramado y de la elegancia de sus nudos de mecates. Más allá del hecho constructivo, la cerca con sus tamaños reducidos (1,20 m de altura) nos comunican paz social, al contrario de lo que hoy en día llamaría “la cultura de la barda”, o sea, aislamiento y protección.

De aquí las analogías con las que estamos llamando bioarquitectura. La arquitectura vernácula, o dicho con palabra de Bernard Rudofsky “arquitectura sin arquitectos”, es la precursora de todas aquellas tendencias arquitectónicas, inscritas en el marco de la arquitectura sustentable, que comparten el común denominador de buscar un equilibrio con el medio ambiente.

Hoy en día estas edificaciones espontáneas enfrentan una lucha contra el olvido; dos son las causas principales: por un lado la introducción de técnicas constructivas contemporáneas, ajenas a los contextos comunitarios de inserción y por el otro, un alto grado de abandono de las edificaciones vernáculas, testimonios de un savoir fairemilenario.

La primera es un óptimo indicador para medir el gran éxito obtenido por las extensivas campañas del terror, perpetradas por los fuerte poderes económicos a favor del uso de materiales industrializados, que si bien no debería considerarse como recurso prohibido, sí deberían usarse con mayor racionalidad.

El abandono de las construcciones vernáculas, dejadas a su destino, objeto de una lenta agonía, no es más que la prueba de la amarga resignación frente a un cambio social que no necesariamente es representativo del llamado y tan adulado “desarrollo”. Estas ruinas son mucho más que edificios sin uso, representan la lamentable pérdida de la identidad de un pueblo, de su cultura integral, de un sentido de pertenencia a un territorio, a una comunidad.

Sirva esto como un llamado para que toda persona, que viva en una comunidad o que viva en un contexto urbano, no deje de reflexionar sobre aquellas paredes que aparentemente no tienen memoria. Que los jóvenes rescaten su pasado, defiendan su historia, sanen aquellos edificios enfermos. Edificios que con pocas acciones podrían regresar a la vida y demostrar que aun pueden servir, tal vez mejor que otros que ostentan tanta modernidad.

Posted in Uncategorized | Leave a comment

el articulo HUB de Noviembre/the November HUB article

La primera columna es siempre la más difícil. Con la primera columna definimos un rumbo. Con la primera columna creamos expectativa o indiferencia. Con la primera columna tratamos de comunicar sueños y esperanzas. Es difícil respetar límites cuando se escribe sobre una temática tan amplia. Hoy en día, más que nunca no podemos quedarnos encerrados en mundos aislados. Es necesario ver los lazos que existen entre las múltiples dimensiones en las cuales los seres humanos actúan: la dimensión económica, la dimensión social y la dimensión ambiental. El mismo Vitruvio (25 ad) definió la arquitectura tratando de describir “la sabiduría del arquitecto es rica de las aportaciones de varios ámbitos disciplinarios y de conocimientos relativos a varios campos, y a su juicio están puestos los resultados producidos en otras técnicas”.Por este simple y muy complejo aspecto ha sido un ejercicio difícil encontrar un título a esta columna, por el riesgo de definir límites demasiado restringidos. Se optó entonces por un verbo al gerundio, la acción, que incluyera dos términos de más amplios márgenes: bio y arquitectura. Bio, favorable a la vida. Arquitectura, disciplina que se ocupa de organizar espacios para las actividades humanas. Es importante entonces reflexionar que bio no sólo se refiere a la vida de los seres humanos, mas a todas las vidas presentes en la Tierra: suelo, plantas, árboles, animales y etc. No es novedad que nuestra forma de vivir contrasta violentamente con los ciclos de vida de los ecosistemas que nos rodean. Más violentos son los impactos negativos producidos por el sector edilicio en el medio ambiente. Es suficiente saber que:

  • el 45% de la energía producida en Europa se utiliza en el sector edilicio.
  • el 50% de la contaminación atmosférica en Europa es producida por el sector edilicio.
  • el 50% de los recursos naturales esta destinado a la industria edilicia.
  • el 50% de los residuos anuales en Europa llega del sector edilicio. (http://www.archibio.com/)

La bioarquitectura parece ser una respuesta viable para la búsqueda de soluciones que empiecen a disminuir los tremendos daños que estamos provocando con nuestras actitudes y decisiones, estas no siempre de manera responsable hacia nuestro entorno. La casa es una necesidad primaria para el hombre a la cual no podemos renunciar, sin embargo es necesario tomar conciencia de nuestra contribución al gran deterioro medio ambiental al construir hogares utilizando técnicas constructivas que implementen masivamente materiales industrializados, provocando consecuencias catastróficas como el cambio climático. Valorar las experiencias ancestrales para encontrar soluciones alternativas y más amigables con el medio-ambiente es una concreta posibilidad. La bioarquitectura trata de rescatar conocimientos constructivos antiguos que se han visto desplazados por nuevas formas de vivir ajenas a nuestra historia, con el único fin de incrementar las ganancias de poderes fuertes que negocian con la vida de los demás. Otros aspectos importantes que la bioarquitectura considera son:

  • la correcta elección de la ubicación de la casa en el terreno;

  • la disposición funcional de puertas y ventanas con respecto a la exposición solar;

  • el uso racional de los materiales (naturales y artificiales), privilegiando los materiales locales;

  • implementar ecotécnias que garanticen la disminución en el uso de recursos como agua y luz;

  • planear eficazmente los trabajos, incluyendo aquellos que puedan ser en autoconstrucción.

Una casa construida con principios bioarquitectónicos proporciona entre otras cosa un espacio saludable para los habitantes y para el medio ambiente. Sabemos que el 90% de la vida de un ciudadano europeo la pasa en casa o en su oficina, donde muchas veces el aire que respira es dos o tres veces peor del que respira afuera. Por esto y por mucho más es importante considerar la oportunidad de construir un nuevo hogar como una ocasión única de detonar conciencias con un respeto profundo para nuestro medio natural, y generar también justicia social y económica para empezar a construir un mundo más sano.

Posted in Uncategorized | Leave a comment